Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Se trata de tabletas y bellotas de hachís, de las que se obtendrían en el mercado 70.000 dosis.

Droga que se trasladaba desde el sur de la península hacia Galicia.

La Autoridad Judicial decretó su ingreso en prisión.

23-octubre-2017. La Guardia Civil detuvo a un vecino de la localidad malagueña de Estepona, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

En la madrugada del pasado viernes, cuando la Patrulla Fiscal y Fronteras de la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz, con el apoyo de los perros adiestrados para la búsqueda de sustancias estupefacientes, prestaban servicios en vías de comunicación del municipio pacense de Torremejias, interceptaron un turismo ocupado por un vecino de la localidad malagueña de Estepona. Persona con antecedentes por tráfico de drogas, que mostró en todo momento un excesivo nerviosismo, por lo que se llevó a cabo una exhaustiva y minuciosa inspección del turismo.

Inspección, en el que los agentes hallaron ocultas en el paragolpe y huecos de anclaje de los asientos traseros, numerosas bolsas con tabletas y bellotas de hachís. Droga con un peso de diecisiete kilos y doscientos cuarenta y dos gramos de la que se obtendrían en el mercado unas 70.000 dosis de la droga.

Con la instrucción de las diligencias y el desarrollo de la investigación,  se pudo averiguar que la droga partió desde el sur de la península, con destino a la Comunidad Autónoma de Galicia.

Ahora la Guardia Civil prosigue con las gestiones encaminadas a averiguar el lugar y puntos de venta de la droga, tanto en origen como destino, así como las personas implicadas en las citadas acciones delictivas.

Las diligencias junto con el detenido son puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Mérida, quien decretó su ingreso en prisión.